Hace poco me dijeron que a partir de ahora el azúcar y yo no nos íbamos a llevar bien. Vamos que me olvidase de probarla. La verdad es que no me hizo falta que me lo repitieran porque en mi familia la mitad somos diabéticos.

Es como cuando empecé a perder pelo y me decía que lo llevaba muy bien. Coño que remedio!!! Vi una foto de familia y todos los hombres calvos!!! Pues nada, tuve tiempo para hacerme a la idea.

El caso es que cuando te quitan algo de tu vida así de sopetón, te das cuenta de la cantidad de veces que la usabas al día. Yo no me imaginaba que tomase tanta azúcar… Entonces toca adaptarse, y es un cambio que afecta a casi la totalidad de las cosas que haces: lo que bebes, las copas, los cafés, los postres… en fin que aún estoy adaptándome.

Para empezar llevo muy mal eso de que la gente no se tome en serio si la cocacola es Light o no. El otro día en el cine me sirvieron una coca-cola y le seguí con la mirada a ver de que tipo de cola me la ponía y era normal. Cuando le dije que se había equivocado me dijo que no, que era Light… me indigné.

  • Me podría decir su nombre por favor?.- Le dije a la dependienta.
  • Para que quiere saber mi nombre?.- Me dijo con cara de asco.
  • Pues para cagarme en usted, cuando venga el SAMUR a recogerme con un coma diabético… – Aquí si que me la cambió.

Ahora hay una moda de todo lo dietético y gracias a eso están empezando a sacar productos sin azúcar… pero la mayoría están llenos de edulcorantes que amargan un montón. Así que el otro día paseando por el Makro, ví unos moldes de Flash (los helados de hielo aquellos que se chupaban tipo Calipo) que me estan haciendo el verano la mar de agradable!!!

Cuando tengas un problema de este tipo, celiaco, diabético, intolerancia a la lactosa, alergia a la manzana, etc… míralo por el lado bueno: como en casa no se como en ninguna parte.