A menudo vemos como los animales son domesticados para vivir con el hombre. Perros que se castran para que no les den quebraderos de cabeza a sus dueños, gatos a los que se les quita las garras… en fin, no me extraña que engorden cuando se les estirpan quirúrgicamente pedazos de su naturaleza salvaje.

Como puede sobrevivir un gato sin uñas? Los convertimos en plantas con pelo a las que regar y hablar de vez en cuando. Y todo esto por qué? Pues la verdad es que no alcanzo a comprenderlo… pero hace tiempo que creo que el hombre domestica animales para no sentirse solo. Desde hace algún tiempo vengo dándole vueltas a la idea de que el hombre, siendo también un animal, no puede resistir la tentación de domesticarse a sí mismo.

Paseando por el zoo, me di cuenta de la apatía de los tigres. Tirados al sol, sin mover ni siquiera la cola. Y es que uno va al zoo pensando que verá rugir algún tigre, que le enseñará las fauces y se moverá convulso detrás de los barrotes y no, es como si uno estuviese contemplando la sección de peluches de unos grandes almacenes. Y es que los leones están igual, los gorilas, los elefantes… por el parque oyes gente que dice: Pobres animales! Con el calor que hace y con tanto pelo!

Será el calor? Supongo que también… pero no será que no tienen que hacer ejercicio para conseguir la comida? Están desmotivados, no tienen que perseguir el alimento por la selva… el alimento viene a ellos en tomas de a dos. Así que su única preocupación es arrastrarse desde donde duermen hasta donde les dejan la comida. Así día tras día.

No me extraña tampoco nada que sea tan difícil criarlos en cautividad. Con este planteamiento de vida como va a pensar algún animal en procrear? Seguro que piensan que el dia que tengan que hacerlo, otros se ocuparan de dejarle a la tigresa dispuesta sobre el cuenco de la comida.

Estos animales necesitan moverse para conseguir comida, levantarse alerta porque no conocen el entorno y otros animales pueden atacarlos… creo que entonces si que nos enseñarían las fauces, y nos rugirían… creo que incluso podríamos pasar a formar parte de su menú del día.

En un libro de dietética comparaban los hábitos alimenticios humanos con los del gorila. Y en los libros de divulgación científica de Puncell no deja de encuadrarnos dentro del reino animal y comparar las respuestas humanas con las de leones, cebras, chimpancés, etc… leñe! Es que somos animales!!

No necesitaremos nosotros también levantarnos con los sentidos a punto por los peligros que puedan aparecer? No tendríamos que correr detrás del alimento para poder comer?

Cada vez más me acuerdo de aquel tigre apático tirado a la sombra… cuando veo en el autobús gente que va a trabajar… en los bares donde comen los curritos el mismo menú todos los días de entre semana… cuanto me atiende un funcionario con una colección de sellos que estampa todos los días sobre el mismo tipo de formulario…

Nos están domesticando! QUIEN?!?!? NOS ESTAMOS DOMESTICANDO!!!!

Ante esta idea aberrante y obsesiva que me persigue, he decidido incorporar 1 hora de ejercicio al día. Un partido de padel, una clase de baile de salón, una clase de spinning… Hay quien dice que es para perder peso, que también, pero yo quiero quitarme de la cabeza la idea de convertirme en ese tigre que todos los días deambula de la sombra al pozal.

Ahora tengo los sentidos más despiertos, me cuesta menos ponerme en acción, duermo mejor, pienso mejor y me apareo mejor. Todos llevamos un tigre dentro, y ahora quiero salir a perseguir alguna presa fácil y estúpida que se esté dejando domesticar!!! RUUUAGGGHTTTT!!!!