Me estoy encontrando con un cúmulo de circunstancias, conversaciones y recuerdos que andan dando botes por mi cabeza y debo ordenar. Valgan estas líneas para hacerlo:

  • Termino una conversación con mi tío Fernando… intenta ayudarme a que la empresa despegue… me ofrece un contacto para abrirme puertas y al final dice: “Vamos a ver si sales del hoyo ya de una vez!!”.
  • En la tele veo una serie cómica donde se imita a Nana Mouskuri… la persona habla de su vida y dice: “Porque yo nunca he tenido una mala racha… vamos de un montón de consejos que hayan salido mal… asín todas seguidas… pues la verdad es que no las he tenido nunca…”.
  • Mi amiga Astrid hace repaso de todas las cosas difíciles por las he pasado últimamente y dice: “Vaya añito que llevas… macho!! Es que no levantas cabeza…”.

¿Mi tío cree que llevo varios años en el hoyo? ¿Es esto una mala racha? ¿Toda la gente tiene malas temporadas? ¿Cuánto duran estas malas temporadas? ¿Cómo se sale de una mala racha?

Cierto es que este último año he pasado por muchas dificultades, pero el año pasado también, y el anterior… Es esto una racha? O es que mi vida es así?… y digo yo, realmente importa como la llame? Pues si.

Cambiemos el enfoque… aunque el camino se empine… a mí me gusta la pelea… me gusta esforzarme… me llama el cuerpo a cuerpo… la auto superación. Pues si disfruto peleando, vamos a plantarle cara a la vida!! Y dejó de importarme si era una mala racha o es que la vida es así.

También me he dado cuenta de que tengo un nivel de esfuerzo diario que soy capaz de soportar, y que recupero sin problemas al día siguiente me vuelvo a enfrentar a la vida con la misma actitud positiva… Es solo cuando me cargo a las espaldas más de lo que puedo digerir en un día cuando acuso el cansancio y empieza a flaquearme el ánimo. Es como un pastel que para no empacharme solo debo comer una cucharada al día, y aunque tenga fuerzas para un par de cucharadas más por día… no debo o me empacharé, dejémoslo para otros días…

Tengo todo el tiempo del mundo para ir cucharada a cucharada… paladeando… me voy a comer esta vida a cucharadas… peleando.

No te olvides de pelear cantando.

No me pongan en lo oscuro

A morir como un traidor.

Yo soy bueno y como bueno,

Moriré de cara al sol.

Versos de José Martí que se cantan en la GUANTANAMERA.